Header Ads

Antipasto y postres, en Il Pagliaccio


Una vez mas, me meto en el blog ajeno para hacer dos de las cosas que mas me gusta hacer en la vida: escribir y hablar de mis experiencias gastronómicas.

Una siesta de estas calurosas hace como quince dias fuí convocada por mi querida profe de Italiano para encontrarnos, hablar de la vida y recordar viejos tiempos. Con la profe, salir a comer es un placer, pues es una amante de la buena vida y por ende, de la buena comida y bebida.

La pregunta era, donde comer en el centro? entre patios de comida, espetos corridos, fast food, y lugares ya recontravisitados decidimos darle una oportunidad a Il Pagliaccio.,restaurant de comida italiana en pleno centro de Asunción (Chile y Manduvirá)

La propuesta era comer algo bueno, que no nos pese en la jornada laboral, que seguía aun por muchas horas. Los que trabajan en el centro saben lo que es retornar a la oficina con sueño, ruido, hollín y stress. El local es un restarant temático, con una decoración muy particular, en honor a su nombre. Las instalaciones son cómodas y la luz era adecuada para ser de día. Los servicios eran correctos y muy limpios.

Miramos la carta, por demás atractiva y "hipercarbodratistisca" (acabo de inventar esa palabra) y finalmente, decidimos hacernos cargo de la generosa mesa de antipastos que nos llamaba desde un ángulo del restó. No nos resistimos, nos paseamos por una interesante selección de quesos, chapigñones al olivo, alcachofas, espárragos, berenjenas rellenas con queso y panceta, mini quiches lorraine, tomatitos cherry, fiambres y jamomes, palmitos y otras miles de cosas que ya ni recuerdo pero que ciertamente estaban buenísimas. El costo aproximado de este festival de exquisiteses es de 35.000 ($7).

Luego de la lenta y larga conversación sucumbimos ante la idea de compartir los postres...tipico de las mujeres...al final siempre queremos el postre de la otra jajajaj...Pero en verdad, un tiramusú respetable y una explosión de cacao dada por un volcan de chocolate con helado y crocante dieron punto final al almuerzo. El postre promedió los 25.000 ($5). Favor observar la foto, despues de eso pagan los $5 con gusto nuevamente.

Lo único que puedo criticar del lugar es que no es la primera vez que la atención tiene sus deslices, tal vez, si le invitabamos al mozo nuestro postre, se endulzaba y ligaba mas propina.

Una buena opción para una siesta de primavera, si querés comer bien, estar tranquilo, hablar y volver a tu día.

Il Pagliaccio. Reservas al teléfono: (021) 495 632.

No hay comentarios