Header Ads

Temperatura de servicio de los vinos


Hace unos días, fuimos con Julia a una cata de de vinos Trivento. Además de degustar vinos espectaculares conversamos con el enólogo de la bodega y hablábamos de las temperaturas de servicio.

El momento de la verdad se dá cuando descorchamos esa botella. Pasan dos cosas o nos gusta o lo odiamos. Uno de los factores que más influye en la fidelización de la marca es la temperatura de servicio. 

Hay un mito que dice que el vino debe ser consumido a temperatura ambiente, nada más falso. Hay temperaturas de servicio que se deben respetar para que los sabores y aromas del vino expresen todo lo que guarda esa botella. 

Así, las temperaturas varían de acuerdo al tipo de vino que consumimos. 

Tintos: Su temperatura ideal varía entre los 12 y 14ºC para los vinos jóvenes y puede alcanzar los 17 y 19ºC para los vinos de reserva y gran reserva. 

Blancos: Los vinos blancos deben ser consumidos entre 6 y 8ºC para los vinos secos y para los blancos más dulces, la temperatura puede bajar entre los 4 y 6ºC. 

Rosados: Los vinos rosados, son vinos bien frescos, que se deben servir entre los 6 y 8ºC 

Espumosos: Los espumosos secos se sirven bien entre 6 y8º y los más dulces entre 3 y 5ºC

Para enfriar el vino, no conviene ponerlos de golpe en el freezer, sino ir enfriando de a poco en una frapera, primero con agua fresca y luego ir agregando hielo de a poco. 

La temperatura del vino se mide con termómetros que se consiguen en cualquier wine store e inclusive en supermercados. 

Sirvan sus vinos a buena temperatura, su experiencia va a ser más placentera

No hay comentarios