Header Ads

Hablemos de hongos


Pleurotus es el nombre genérico de los hongos (también se les conoce como setas) comestibles. Estos además de tener alto contenido de líquido son una fuente muy rica en proteínas de altísima calidad.

Entre los hongos más comunes encontramos a los champingones, morillas, los cabeza de mono, girgolas, shitake, porcini, portobello y enoki que junto con los shitake son los más comunes de la cocina oriental. Entre los más famosos y exclusivos encontramos a las trufas que también están dentro de la familia de los hongos pero ya con precios de lujo.

En Paraguay, se catalogaron 76
especies de hongos de los cuales solo 26 de ellos son comestibles.

Los hongos en general se cocinan a la plancha, en guisos, como rellenos o base para salsas.

En gastronomía se consiguen los hongos frescos y secos (o disecados) estos últimos primero deben ser hidratados por unos minutos en té, agua tibia o algún caldo.

Los hongos frescos nunca deben ser cocinados por largo tiempo, se recomiendan saltarlos o cocerlos en cocciones cortas de 2 o 3 minutos, para guisos u otras cocciones largas son mejores los hongos secos.

Para limpiar los hongos, lo mejor es hacerlo con un paño húmedo.

En Asunción consiguen hongos frescos en el Agroshopping y Casa Rica, los hongos secos en casi todos los supermercados del país.

Aprovechen los hongos para unas buenas salsas ahora que estamos en invierno, dejan buen sabor y aportan una textura única.


No hay comentarios