Header Ads

Temperaturas del horno

hornito
A la hora de cocinar es muy importante tener en cuenta la temperatura del horno. El éxito o fracaso de nuestra comida muchas veces depende de este factor. 

De 100ºC a 120ºC Temperatura muy suave. Ideal para soufflés
De 120ºC a 150ºC Temperatura suave a moderada, podemos medir introduciendo un papel al horno y luego de 5 minutos el papel se vuelve amarillo pálido. A esta temperatura generalmente se pueden cocinar bizcochos.

De 150ºC a 200ºC Temperatura moderada - media.Si seguimos midiendo la temperatura con un papel, este se vuelve amarillo en pocos segundos. La temperatura ideal para las masitas y galletitas. 

De 200ºC a 250ºC Temperatura media - caliente. El papel se vuelve marrón claro. Ideal para masas quebradas.

De 250ºC a 300ºC Temperatura caliente - muy caliente. El papel se vuelve marrón oscuro y ennegrece. El horno está ideal para hojaldres. 

Hay que tener en cuenta que mientras más grande sea la pieza que vamos a cocinar, más baja debe ser la temperatura del horno pues si esta está muy caliente, lo que vamos a conseguir es sellar los alimentos y cocinarlos solo por fuera mientras el interior permanece crudo. 

Por otra parte, el horno, por su tamaño, requiere unos minutos para llegar a la temperatura que asignamos. Es recomendable precalentar el horno unos 10 a 15 minutos antes de introducir las preparaciones.

No hay comentarios