Header Ads

Crimenes gastronómicos - anécdota

Me contaba un buen amigo esta anécdota ocurrida en un conocido lugar que se dedica a la venta de quesos y jamones.
jamon

Jamones y quesos: Buenas tardes
Senador de la Nación: Hola, como te va. Quiero esa pata de chancho que ustedes venden
Jamones y quesos: Que tal Senador, tengo un jamón pata negra espectacular, español es
Senador de la Nación: Y cuanto sale tu chancho?
Jamones y quesos: Gs. 3.800.000 (aprox USD 700,00)
Senador de la Nación: Y es bueno el chancho?
Jamones y quesos: El mejor jamón que va a encontrar Senador.
Senador de la Nación: Dale, mandá uno a mi casa.

Más tarde aquella noche

Jamones y quesos: Buenas noches
Senador de la Nación: Che viejo, es una mierda el chancho que me vendiste!
Jamones y quesos: Por que senador?!. El pata negra es uno de los mejores jamones del mundo!
Senador de la Nación: Está durísima la porquería esta. Hace 4 horas que esta en la parrilla y la carne está súper dura.

Cuando me contaron no podía creer lo que escuchaba, pero bueno, era un Senador de nuestra Nación.  

Ustedes? tienen ese tipo de anécdotas? Si las quieren compartir por favor me las envían y las publico sin nombres de locales y personas.

Que pasen lindo jueves

2 comentarios:

  1. No puede ser debe ser un chiste,,,jajaja. Si bien el nivel de varios de nuestros legisladores deja mucho que desear, no Creo que lleguen a tanto.
    Pero aprovechando te cuento una anécdota ocurrida en casa:
    Empleada nueva, antes de salir a una reunión, mi señora le dice, allí sobre la mesada de la cocina te deje huesos para que cocines con arrocillo en la olla y le des a los perros.
    Al día siguiente salgo al patio para ir a la oficina, y encuentro a los perros saboreando juntos los huesos de nuestro jamón serrano.
    Por supuesto el puchero aun estaba sobre la mesada de la cocina dentro de la bolsa del súper, no así nuestra riquísima pata de Jamón. Consultada sobre la receta la cocinera explico que saco la pata del soporte, corto la carne en trozos, (que por cierto considero dura, imagino que habrá pensado que somos unos insensibles por dar de comer esa porquería a los pobres canes) y junto con el hueso lo cocino, para luego proceder a servir a los cachorros en sus respectivos platos.
    Hasta hoy la empleada trabaja en casa y sigue cocinando para los perros, ellos le hacen mas fiesta a ella que a nosotros, creo que nunca olvidaron el primer menú que les preparo al llegar.

    ResponderEliminar