Header Ads

Semana Santa Gourmet


Esta Semana Santa no la pasé en Asunción ni en la cocina pero sí encontré cosas más que interesantes dentro del país.

Para comenzar, viajé con Julia y unos amigos a Pilar para unas merecidas jornadas de pesca. No conocía la ciudad, así que todo era nuevo para mí. Una sorpresa.


La pesca rindió sus frutos, llegamos con pique de corvinas y picos de pato. Terminamos con 9 corvinas de buen tamaño y el resto al agua pato.

La comida en Pilar fue generosa y casi todo a base de surubí. Conocimos un restaurant que vendía unas milanesas de surubí bastante buenas y una milanesa de surubí rellena inigualable. Los precios no superaban los gs.25 mil (aprox U$D 5.00). En los almuerzos la parilla fue la protagonista, una ovejita bien acompañada por chutneys caseros y mostazas caseras (gentileza de asunciongourmet) nos hicieron sentir en el cielo.

El viernes santo fuimos un rato a Misiones, viajamos a Tañarandy (La Tierra de los Irreductibles) ahí en La Barraca de Koki Ruiz vivimos una de las experiencias más impresionantes de nuestra vida. La procesión de "la dolorosa" iluminada por un camino de velas de cebo y apepues que culminaba con una puesta en escena de las estatuas vivientes y el barroco efímero que caracterizan los viernes santos de San Ignacio Guazú.

El sábado luego de una nueva jornada de pesca fuimos a la Disco Viejo Almacén de Pilar y pasamos un buen rato con amigos. Hermoso lugar y buen ambiente.

Hoy la vuelta a casa, cansados pero con la alegría inmensa de haber conocido gente linda y excelente, una ciudad hermosa como Pilar y el privilegio de haber compartido con más de 10 mil personas en San Ignacio una de las fiestas más famosas y hermosas de Paraguay.



No hay comentarios