Header Ads

Limpieza de la cocina

La limpieza de la cocina es fundamental, ese es el lugar donde se manipulan los alimentos y es la puerta de entrada más rápida de patógenos.

Cuando nos referimos a limpieza, generalmente nos limitamos a limpiar lo que vemos, el problema es que lo que no esta visible generalmente es lo más peligroso.

La limpieza frecuente de pisos y paredes debe incluir además de buenos productos de limpieza un buen frotado. La mezcla del producto más el movimiento mecánico aceleran la disolución de esas bacterias.

El lavado de utensilios debe ser con agua caliente y jabonosa. Los vasos, tazas y cubiertos deben ser lavados primero y las sartenes y demás quedan para el final. 

Los trapos y esponjas deben ser limpiados con frecuencia, para las esponjas se puede usar el lavarropas o bien se pueden lavar con una mezcla de lavandina y agua. 

Los mostradores, mesadas y mesas se deben limpiar antes y después de preparar las comidas con agua y jabón. Aplique desinfectante con frecuencia. 

Las tablas de corte, se lavan con agua caliente y jabonosa. Si la tabla tiene grietas muy grandes, piense en cambiar las tablas. Aplique un rociado con desinfectante a las tablas para una protección extra. 

La limpieza de la cocina debe incluir la bacha de lavar y sus grifos, para ello rocíe con desifectante. 

La fórmula para preparar un desinfectante casero consiste en mezclar 1 cucharita de cloro (lavandina) en 4 tazas de agua (1 litro)

No hay comentarios