Header Ads

La parrilla de Albino


parrilla
Servicios de parrilla hay miles, buenos encontramos varios pero hoy les voy a comentar de la parrilla de Don Albino.
Albino es un señor trabajador, gente buena, de esas que te pasan la mano con fuerza, te miran de frente y con una sonrisa.
Desde hace años, Albino tiene un modesto servicio de parrilla a domicilio (dicen también que sus pizzas y hamburguesas son excelentes, pero esa faceta de Albino, no la conozco) y aparentemente le va muy bien.
Creo yo que el éxito de Albino en la parrilla se debe a su gran calidez y obviamente a la calidad de sus asados. Es un placer ver cuando la gente disfruta lo que hace y Albino definitivamente adora su laburo.
El llega a tu casa y le da una mirada a tu parrilla, la ve, la analiza, como si le preguntara que le gusta. Prende el fuego con un rapidez tremenda y va colocando los chorizos, el matambrito y las morcillas que van a servir de “picaditas” antes del plato de fondo. Vienen luego la costilla, algún vacío y una buena tapa o colita de cuadril.
Albino te lleva las picadas, en seguida recibe el feedback de los comensales, esa sonrisa que te da la comida confort. Después de esa excelente picada que incluyó un matambrito de cerdo, unas morcillas, unos choricitos parrilleros, mandioca y sopa paraguaya. Llega la carne en el punto justo que le guste al comensal. Tiene vaca roja como me gusta a mí y otras más cocidas para el que así guste.
No es fácil encontrar una buena parrilla y no es fácil encontrar a Don Albino, la buena parrilla, la parrilla de calidad es bien valorada y tiene su costo. Albino tiene dos formas de cobrar, una es donde el pone todo (picadas, ensaladas, sopa paraguaya y la carne) y cobra unos Gs. 50 mil por persona (aprox USD 10,00) y la otra es donde el dueño de casa aporta la carne, las ensaladas etc y Albino recibe un fee de unos Gs. 150 mil (aprox USD 30,00) por unas horas de trabajo.
Si les interesa, dejo el número de Albino Dávalos para el que lo quiera encontrar 0981 130 532 
Excelente parrilla, excelente persona

No hay comentarios