Header Ads

Slow Food


En Asunción, desde hace un tiempo hay un restaurant que tiene la denominación "Slow Food", me llamo la atención pues poco o nada se habló de este movimiento en Paraguay y fui a visitarlo. La experiencia no fue grata como lo esperaba y aquellos que fuimos quedamos con las ganas de mas. De saber mas sobre el slow food para poder entender que lo de “slow” no es que una ensalada tarde mas de media hora de salir de la cocina. Aquí va la info:

¿Que es el Slow Food?
La Slow Food International se define como una organización no lucrativa, eco-gastronómica miembro apoyados por la organización que fue fundada en 1989 para contrarrestar la comida rápida y la vida rápida, la desaparición de alimentos a nivel local y las tradiciones del pueblo disminución de interés en los alimentos que consumen, de dónde viene, La forma en que los gustos y la forma en que nuestros alimentos opciones afectar al resto del mundo.

Su Filosofía:
Creemos QUE TODOS TENEMOS EL derecho fundamental al placer, y que somos responsables de proteger un patrimonio Alimentario, tradicional y cultural que hacen parte de ese placer posible.Nuestro movimiento ha sido fundado en torno al concepto de ecogastronomía: reconocimiento de la fuerte conexión entre la comida, el terruño y el planeta..”

Según Slow Food la Alimentación DEBE ser buena, limpia y justa. Los alimentos deben tener buen gusto, deben ser producidos sin dañar el ambiente, las especies animales y nuestra salud, y los productores deben ser retribuidos justamente.

Dicen: “Nos consideramos coproductores y no consumidores. Queremos ser informados sobre los modos de producción de lo que comemos, y el apoyo a quienes lo producen hace de nosotros un socio activo de todo el proceso.


Su Misión:
Slow Food DEFIENDE LA BIODIVERSIDAD en la oferta alimentaria, impulsa la educación del gusto y pone en contacto una Productores de alimentos de calidad ya coproductores a través de múltiples Iniciativas.

Una de ellas, es la afirmación de que el gusto es algo subjetivo que se adquiere y es el resultado de una educación. La industria alimentaria, interesada en una estandarización de los sabores, lo sabe mejor que nadie.

Contra este fenómeno, de fatales consecuencias sobre nuestras tierras y nuestras formas de vida, Slow Food ha puesto en marcha una serie de programas para todos: al reactivar y educar los sentidos, Slow Food nos permite redescubrir los placeres de la mesa y comprender cuán importante es la procedencia de esos alimentos, la forma de producción y quien los produce.

Las actividades de los “Convivia” o miembros de este movimiento, les permiten a todos, socios o no, descubrir alimentos y productores, y los Laboratorios del Gusto les ofrecen degustaciones dirigidas por expertos alimentarios.

Iniciativas en los medios escolares, como son los huertos escolares de “convivium”, permiten a los más jóvenes beneficiarse de experiencias concretas en relación a lo que comen y lo que ellos mismos cultivan.

Slow Food es cofundador de la Universidad de Ciencias Gastronómicas, para ofrecer cursos en sus Enseñanzas relacionadas con la cultura, la ciencia y la historia de la gastronomía. La UNISG (por sus siglas en italiano) es para Slow Food un medio suplementario de reunir la innovación y la investigación de los sectores universitarios y científicos, con los sabores tradicionales de las granjas y de los productores alimentarios, a fin de contribuir al nacimiento de una nueva generación de profesionales alimentarios por todo el mundo.


Al local que usa el nombre de Slow Food fui esa sola vez al poco tiempo de abrir, me pareció que no cumplía con los requisitos. Hace tiempo que no voy. No se si volveré a hacerlo.


Ojala hayan cambiado.

No hay comentarios