Header Ads

San Arnold - El santo de la cerveza


Un santo muy especial. Una historia que la encontre hace unos años y la quiero compartir con ustedes.

San Arnold nacio en una prominente familia austriaca en el año 580. Ya en esos tiempos los austriacos eran famosos por su amor a la cerveza y admirados por su destreza en la fabricacion de la cerveza. La cerveza era un orgullo tradicional austriaco que el joven Arnold no desperdicio.
Siendo joven, Arnold se ordeno y a los 32 años le dieron un pequeño obispado y en el año 612 fue nombrado Obispo de Metz (Fancia)

Dicen que paso su vida advirtiendo a los campesinos sobre el peligro de beber agua. El agua en esas epocas era bastante peligrosa para su consumo, especialmente en los pueblos y villas. Cosa fea, les decia Arnold a sus allegados
La Cerveza por otra parte, era totalmente segura, Arnold siempre decia eso a sus feligreses. Se le atribuye la siguiente frase: "Del sudor del hombre y por el amor de Dios la cerveza llego al mundo". De mas esta decir que la gente amaba al padre Arnold


En el 627 San Arnold se retiro a un monasterio cerca de Remiremont, Francia, donde murio y fue enterrado en el año 640.

Al año siguiente los pobladores de Metz pidieron que san Arnold fuera trasladado a ese pueblo que tanto amo.
El trayecto fue largo, sediento y agotador. mientras la procesion pasaba por el pueblo de Champignuelles, la procesion cansada ingreso a una cantina a pedir su bebida favorita - La Cerveza - Muy a pesar de ellos les informaron que solo sobraba un solo mug y lo tedrian que compartir.
El milagro esta en que todos bebieron de ese mug y la cerveza alcanzo para todos.

Cada santo necesita su milagro. Y la iglesia Catolica reconocio a San Arnold como el santo de los cerveceros.

2 comentarios:

  1. TIO, GRACIAS!! Sabes, me llamo Arnau (Arnold en catalán) y nunca habia sabido del cierto cuando era mi santo...QUE GRATA SORPRESA!! Ahora entiendo mi gran afición a esta bebida :) "Del sudor del hombre y por el amor de Dios la cerveza llego al mundo" QUE GRANDE!

    ResponderEliminar
  2. Arnau, gracias por tus comentarios.
    Yo creo que San Arnold nos toco a muchos jajaja

    ResponderEliminar